Insomnio y problemas de sueño

Si durante al menos un mes has tenido problemas para dormir, te sientes cansado pero no puedes dormir o de plano tu mente no te deja por la noches, si te levantas a media noche y te cuesta trabajo volver a dormir o ya no duermes, si has sentido que duermes pero que no descansas, es posible que padezcas insomnio. Quédate a leer, porque este blog te puede ayudar.



A lo largo de nuestra vida llegaremos a experimentar el insomnio al menos una vez, tener dificultades para dormir expresa bastante sobre nuestro estado emocional, puede pasarnos por estar muy emocionados, o por estar muy tristes o muy preocupados, sin embargo, el sueño es una de las funciones más importantes y reparadoras del cuerpo. Te comparto algunos datos que no sabías de la importancia de dormir bien.


"Un signo de depresión puede ser la falta de sueño por las noches y somnolencia por el día".

* Dormir permite que se almacene nuestra memoria, guardamos toda la información que llevamos importante del día.


* Es necesario que el cerebro descanse al menos 6 horas durante el sueño para funcionar de manera correcta.


* Cuando el cerebro no descansa como necesita, comienza a tener fallas en su funcionamiento que pueden provocar desde alucinaciones, desorientación y pérdida de memoria, hasta enfermedades crónicas.


* Dormir representa un proceso reparador para todo el cuerpo y es indispensable para mantener un sistema inmune fuerte.


"No poder dormir o los problemas para dormir están asociados a la ansiedad".

Los trastornos del sueño son un motivo de consulta frecuente, tanto en medicina general como en psiquiatría y psicología. Más del 50% de los pacientes de atención primaria se quejan de insomnio si se les pregunta por el sueño, pero sólo el 30% lo mencionan a su médico de cabecera por iniciativa propia, y sólo el 5% acuden al especialista con el objeto principal de recibir tratamiento para este problema. Se estima que de un 10% a un 15% de la población adulta padece insomnio crónico.


MINITEST PARA SABER QUÉ TIPO DE INSOMNIO TIENES


1. ¿Cuánto tiempo has pasado sin poder dormir?

A) Menos de 7 días B) 1 - 3 semanas C) Más de 3 semanas


2. ¿Qué tanto te ha afectado no dormir bien?

A) Poco, solo me siento cansado/a

B) Algo, siento que ya no rindo igual

C) Bastante, me siento irritado/a


3. ¿Cuántas horas duermes por la noche?

A) De 6 - 7 horas B) De 4 - 5 horas C) De 2 - 3 horas


4. ¿En qué tienes dificultad?

A) Para quedarme dormido/a

B) Me despierto a media noche

C) Me despierto antes y ya no puedo dormir

D) Todas las anteriores


Si has respondido de la pregunta 1 a la 3 la mayoría A, padeces insomnio ligero o transitorio, si respondiste mayoría B, padeces insomnio de corta duración y si respondiste mayoría C, padeces insomnio crónico. La pregunta 4, es la naturaleza del insomnio. Así que si tu resultado fue por ejemplo de la 1 - 3 B y la 4 A, sería insomnio de corta duración con dificultad para conciliar el sueño.


"Ignorar los problemas nunca hace que desaparezcan".


Padecer insomnio puede afectar considerablemente la calidad de vida que tienes, ya que al afectar la manera en la que funciona tu sistema nervioso, te puede poner más irritable, tienes menos control de tus emociones, tienes dificultades para recordar o para concentrarte, sientes que no puedes pensar claro, puede provocarte dolores de cabeza y al estar en este estado es comprensible que afecte como te relacionas con tu familia, con tus amigos, que afecte tu rendimiento en el trabajo y que consecuencia de todo esto afecte más tu estado emocional y tu insomnio.


Es importante para mí comunicarte que para resolver el problema de insomnio es necesario resolver los problemas emocionales que lo provocan, por eso personalmente no recomiendo el uso frecuente de pastillas para dormir ya que únicamente tapan la coladera de un problema más grande y que si no se atiende en algún momento va a explotar. Más ahora con la situación del COVID-19 y la cuarentena verás cómo te vuelves más sensible a todo y es normal, el mundo entero está en crisis ahora y ciertamente nos va afectar a todos y eso no es controlable pero sí es controlable la manera en que nos afecta y esto dependerá de las herramientas que tengamos disponibles para afrontar las situaciones, a esto se le conoce como resiliencia.


Lo más importante para mantener un buen ciclo de sueño, es acostarnos sintiéndonos tranquilos de la vida que estamos llevando y para lograr eso dependerá de nuestros hábitos antes de dormir y en nuestra vida, de las decisiones que tomemos, los problemas que estemos afrontando y la capacidad emocional que tengamos para resolverlos, por eso importa mucho educarnos en esos temas, te dejo una lista de cosas que probablemente estás haciendo y afectan tu sueño.



1. Duermes siestas de más de 45 minutos durante el día.

2. Usas el celular cuando "ya te vas a dormir".

3. No tienes un horario para dormir, ejemplo 10 p.m.

4. Haces ejercicio o bebes café o té verde por las noches.

5. Dejas luces fuertes encendidas cerca.

6. Usas alcohol o alguna droga para poder dormir.

7. No tienes una rutina de noche para prepararte a dormir.

8. Duermes con estímulos a tu alrededor por ejemplo ruidos o luces.

9. Consumes alimentos procesados o azucarados.

10. Tienes cargas de trabajo nocturnas y tu cerebro sigue activo.


Demuéstrale a tu cuerpo cuánto lo quieres cuidándolo desde la salud de tu sueño, que aunque no pareciera, tiene un impacto enorme en nuestra salud y calidad de vida, si tu caso de insomnio es crónico no dudes en pedir ayuda de un profesional de la salud mental que te pueda orientar sobre cómo tratar tu caso en específico, estás haciendo una inversión inteligente en tu vida y tu salud.


Espero que te haya gustado el blog de esta semana, el miércoles 22 de Abril, en mi Facebook Valeria Segura Psicología a las 6:00 p.m. haremos un LIVE donde hablaremos más de este tema y podré darte más información sobre cómo tratar el insomnio, como siempre déjame tus preguntas y yo con gusto te respondo, te mando un abrazo virtual y nos leemos pronto.